Km 2.2 Vía Rionegro-Aeropuerto Portanova Medical Center Cons. 320-321 

Km 2.2 Vía Rionegro-Aeropuerto Portanova Medical Center Cons. 320-321 

Liposucción en piernas: Proceso, recuperación y resultados

Liposucción de piernas

La búsqueda de un contorno corporal ideal y la satisfacción con nuestra propia imagen es una aspiración común en la sociedad actual. Dentro de este contexto, la liposucción en piernas es una opción común entre aquellos que buscan remodelar y definir esta área específica del cuerpo, eliminando los depósitos de grasa que ni la dieta ni el ejercicio parecen poder erradicar. 

Sin embargo, como con cualquier intervención quirúrgica, surgen numerosas preguntas y dudas: ¿Cómo es el procedimiento? ¿Qué tipo de cuidados postoperatorios serán necesarios? ¿Cuándo se verán los resultados finales? Este blog se propone despejar estas incógnitas, ofreciendo una guía completa sobre la liposucción en piernas. Desde el proceso quirúrgico y los cuidados postoperatorios, hasta consejos para asegurar los mejores resultados a largo plazo

¿Qué es la liposucción?

La liposucción es un procedimiento quirúrgico utilizado en el campo de la cirugía plástica para eliminar depósitos de grasa de ciertas áreas del cuerpo. Estas áreas pueden incluir el abdomen, los muslos, las nalgas, los brazos, y el cuello, entre otros. La finalidad de este procedimiento no es la pérdida de peso, sino más bien remodelar y definir las líneas del cuerpo, eliminando los excesos de grasa que son difíciles de deshacerse a través de dieta y ejercicio.

Liposucción en piernas

La liposucción en las piernas es un procedimiento específico dentro de la cirugía plástica que busca remodelar y contornear las piernas eliminando el exceso de grasa acumulada en ciertas áreas. Este procedimiento puede realizarse en diferentes partes de las piernas, incluyendo los muslos (tanto en la parte interna como externa), las rodillas, los tobillos y, en algunos casos, la parte superior de los muslos cerca de las nalgas. La liposucción en las piernas es especialmente popular entre aquellos que buscan una silueta más definida y proporcional, que no han podido lograr a través de dieta y ejercicio.

Liposucción en piernas: procedimiento detallado

La liposucción en piernas es un procedimiento meticuloso que requiere habilidad y precisión por parte del cirujano plástico. A continuación, te describo cómo se realiza este procedimiento paso a paso una vez te decidas a realizártelo:

Liposucción en piernas: Consulta inicial

Inicialmente, evalúo la salud general de mis pacientes, miro las áreas de grasa a tratar y la calidad de la piel. Durante la consulta se discuten las metas y expectativas de la paciente para asegurar que sean realistas y se determinan las áreas específicas de las piernas que se tratarán y se elige la técnica de liposucción más adecuada.

Comunícate con Nosotros

Agendar tu Cita de Valoración es el primer paso para evaluar tu caso y encontrar una alternativa en Cirugía Plástica 

 

Procedimientos

Liposucción en piernas: Preparación para la cirugía

Antes de la cirugía doy algunas instrucciones preoperatorias, entre las que se incluyen recomendaciones sobre la dieta, el consumo de medicamentos y restricciones a consumo de otro tipo de sustancias.

La liposucción en piernas generalmente se realiza bajo anestesia general o sedación intravenosa para garantizar la comodidad del paciente durante el procedimiento.

Liposucción en piernas: El procedimiento

El primer paso de la cirugía es realizar pequeñas incisiones en las áreas previamente marcadas de las piernas. Estas incisiones suelen ser de unos pocos milímetros y se colocan en lugares estratégicos para minimizar la visibilidad de las cicatrices.

Dependiendo de la técnica a realizar, se puede inyectar una solución líquida en las áreas de tratamiento. Esta solución contiene un anestésico local, un medicamento para contraer los vasos sanguíneos y una solución salina. Ayuda a facilitar la extracción de grasa, reduce la pérdida de sangre y minimiza el trauma en el tejido.

Luego de esto, introduzco una cánula (un tubo delgado y hueco) a través de las incisiones. Me encargo de mover la cánula de forma controlada para desalojar la grasa, que luego se succiona fuera del cuerpo utilizando un aspirador quirúrgico o una jeringa adjunta a la cánula.

Finalizada la extracción de la grasa procedo a cerrar las incisiones con suturas.

Técnicas de liposucción

La liposucción es un procedimiento estético diseñado para remover el exceso de grasa de ciertas partes del cuerpo. A lo largo de los años, se han desarrollado varias técnicas de liposucción, cada una con sus propias ventajas, desventajas y aplicaciones específicas. A continuación, te explico detalladamente algunas de las técnicas más comunes y sus diferencias:

Liposucción tradicional (Succión Asistida)

  • Descripción: Es la técnica más antigua y básica. Utiliza una cánula conectada a un dispositivo de vacío para succionar la grasa.
  • Diferencias: A diferencia de las técnicas más modernas, no utiliza tecnología adicional para romper las células de grasa antes de su extracción.

Liposucción tumescente

  • Descripción: Involucra la inyección de grandes volúmenes de una solución salina que contiene anestesia y epinefrina en el tejido graso antes de la extracción de grasa. Esto facilita la extracción de grasa, reduce la pérdida de sangre y minimiza el dolor.
  • Diferencias: La principal diferencia es el uso de la solución tumescente, que hace que el tejido se hinche (tumescente) y se endurezca.

Liposucción Asistida por Ultrasonido (UAL)

  • Descripción: Utiliza energía ultrasónica para licuar las células de grasa antes de su extracción. Puede ser externa (aplicada fuera del cuerpo) o interna (la energía se aplica dentro del tejido a través de la cánula).
  • Diferencias: La UAL es especialmente útil para eliminar grasa de áreas densas o fibrosas, como la espalda o el pecho masculino. La energía ultrasónica ayuda a romper las células de grasa.

Liposucción Asistida por Láser (LAL) o Lipólisis Láser

  • Descripción: Similar a la UAL, la LAL utiliza energía láser para licuar la grasa antes de su extracción. La energía láser también puede estimular la producción de colágeno, lo que puede ayudar a la piel a contraerse y a lucir más tensa después de la cirugía.
  • Diferencias: La LAL es conocida por su capacidad para ayudar en la retracción de la piel además de la extracción de grasa. Esto la hace útil en áreas donde la piel puede quedar flácida después de la liposucción.

Liposucción Asistida por Energía (PAL)

  • Descripción: Utiliza una cánula que vibra a alta velocidad, lo que facilita la ruptura de las células de grasa para su extracción.
  • Diferencias: La principal ventaja de la PAL es su eficacia en la extracción de grasa con menos esfuerzo físico por parte del cirujano.

Liposucción Asistida por Agua o Hidrolipoclacia Ultrasónica

  • Descripción: Utiliza un chorro de agua a presión para desalojar y licuar la grasa antes de su extracción. Esta técnica es relativamente.
  • Diferencias: La principal característica es el uso de agua a presión.

Instrumentos utilizados para una lipo en piernas

Para realizar una liposucción en piernas, se utilizan varios instrumentos especializados que me ayudan extraer la grasa de manera efectiva y segura, minimizando el trauma en el tejido circundante. Los instrumentos más comunes incluyen:

Cada uno de estos instrumentos juega un papel crucial en el éxito de la liposucción, permitiéndome remodelar las piernas de manera efectiva mientras se minimizan los riesgos y se promueve una recuperación más rápida y cómoda para la paciente. La elección de los instrumentos y técnicas específicas dependerá de las necesidades individuales de la paciente.

Candidatas para lipo en piernas

La liposucción en las piernas es un procedimiento que puede ser adecuado para una amplia gama de personas, pero no es la opción correcta para todas. Las candidatas ideales para este tipo de cirugía plástica suelen cumplir con varios criterios importantes:

Las personas deben gozar de buena salud general, sin condiciones médicas que puedan complicar la cirugía o la recuperación. Esto incluye tener un sistema inmunológico fuerte, no tener enfermedades crónicas no controladas como diabetes o problemas cardíacos graves, y no ser fumadores o estar dispuestos a dejar de fumar antes y después de la cirugía.

Los candidatos ideales están cerca de su peso ideal o tienen un peso relativamente estable. La liposucción no es un procedimiento de pérdida de peso; es más efectiva para eliminar depósitos de grasa localizados que no responden a la dieta y el ejercicio.

Una buena elasticidad de la piel contribuirá a un resultado estético más satisfactorio, ya que la piel podrá contraerse adecuadamente al nuevo contorno después de la eliminación de la grasa. Las personas con piel significativamente flácida o con estrías extensas pueden no obtener los mejores resultados.

Es crucial tener expectativas realistas sobre los resultados de la liposucción. Aunque puede mejorar significativamente el contorno de las piernas, no es una solución mágica para todos los problemas estéticos. La comunicación abierta y honesta con el cirujano plástico ayudará a establecer objetivos alcanzables.

Las candidatas deben tener áreas específicas de grasa localizada en las piernas que deseen mejorar. Esto puede incluir los muslos (interno o externo), alrededor de las rodillas, las pantorrillas o los tobillos.

Mantener los resultados de la liposucción a largo plazo requiere un compromiso con un estilo de vida saludable, incluyendo una dieta equilibrada y ejercicio regular. Las personas que están dispuestas a mantener estos hábitos son candidatos ideales.

Las candidatas no deben tener condiciones médicas que impidan la cicatrización o aumenten el riesgo de complicaciones durante la recuperación.

Procedimientos con los que se puede combinar

La liposucción en piernas se puede combinar con otras cirugías estéticas para lograr una mejora más integral del contorno corporal o para abordar varias preocupaciones estéticas en un solo procedimiento quirúrgico. Combinar cirugías puede tener varias ventajas, como un tiempo de recuperación consolidado para múltiples procedimientos y resultados estéticos más armoniosos. Sin embargo, es crucial considerar la salud general de la paciente y su capacidad para tolerar un tiempo quirúrgico más prolongado. Algunas de las cirugías que comúnmente se combinan con la liposucción en las piernas incluyen:

Abdominoplastia (Tummy Tuck)

La abdominoplastia se realiza para eliminar el exceso de piel y grasa del abdomen y para restaurar la fuerza y la forma de los músculos abdominales. Combinarla con la liposucción en las piernas puede proporcionar un contorno corporal más completo y equilibrado.

Lifting de muslos

Para aquellas pacientes que tienen exceso de piel además de grasa en las piernas, especialmente después de una pérdida de peso significativa, combinar la liposucción con un lifting de muslos puede ofrecer mejores resultados. Mientras la liposucción elimina la grasa, el lifting de muslos tensa la piel flácida.

Liposucción en otras áreas

Además de las piernas, las pacientes pueden optar por eliminar la grasa de otras áreas del cuerpo durante el mismo procedimiento, como el abdomen, los brazos, la espalda o la zona de los glúteos, para crear una silueta más armoniosa.

Liposucción piernas

Aumento de glúteos (Brazilian Butt Lift)

Este procedimiento implica transferir grasa de una parte del cuerpo, como las piernas o el abdomen, a los glúteos para mejorar su tamaño y forma. La combinación de liposucción y transferencia de grasa puede mejorar significativamente las proporciones corporales.

Cirugía de senos

La liposucción en las piernas también se puede combinar con procedimientos de aumento, reducción o levantamiento de senos, dependiendo de las necesidades y deseos específicos del paciente.

10 consejos para obtener una buena liposucción en piernas

Liposucción en piernas: Resultados

Los resultados finales de una liposucción en piernas pueden variar de una persona a otra, dependiendo de varios factores como la cantidad de grasa extraída, la técnica utilizada, y la respuesta individual del cuerpo al procedimiento. En general, después de la liposucción, experimentarás inflamación y moretones en las áreas tratadas, los cuales son normales y parte del proceso de curación.

  • Inmediatamente después de la cirugía: Notarás un cambio en la forma de tus piernas, aunque este será difícil de apreciar debido a la inflamación.
  • Primeras semanas: La inflamación y los moretones comenzarán a disminuir. Se recomienda usar prendas de compresión para ayudar a reducir la inflamación y moldear las piernas.
  • De 1 a 3 meses: A medida que la inflamación disminuye, empezarás a ver más claramente los resultados. Sin embargo, aún puede haber algo de inflamación presente.
  • De 6 a 12 meses: Este es generalmente el período en el que puedes esperar ver los resultados finales de tu liposucción. La mayoría de la inflamación habrá desaparecido, y tu piel habrá tenido tiempo de ajustarse al nuevo contorno de tus piernas. Es importante tener paciencia durante este tiempo y seguir las recomendaciones de tu cirujano para asegurar los mejores resultados.

Es crucial mantener un estilo de vida saludable después de la cirugía para preservar los resultados a largo plazo.

Liposucción en piernas y su relación con la celulitis y las estrías

Lipo piernas

La liposucción está diseñada principalmente para remover depósitos de grasa y mejorar el contorno del cuerpo, y no para tratar directamente la celulitis o las estrías.

La celulitis es causada por la herniación de tejido graso dentro de las fibras conectivas de la piel, lo que da lugar a la apariencia de piel de naranja. La liposucción puede reducir la cantidad de grasa en áreas donde la celulitis es prominente, lo que podría mejorar ligeramente la apariencia de la celulitis al alisar la superficie. Sin embargo, la liposucción no elimina la celulitis, y en algunos casos, puede hacer que la apariencia de la celulitis sea más notable al alterar la estructura subyacente de la piel y el tejido graso.

Por su parte, las estrías son cicatrices causadas por el estiramiento rápido de la piel. La liposucción no tiene efecto sobre las estrías, ya que estas son cicatrices en la piel y no están relacionadas con la grasa subcutánea. En algunos casos, la reducción de volumen después de la liposucción puede hacer que las estrías sean más visibles, mientras que en otros, la mejora en el contorno corporal puede hacerlas menos notorias.

Liposucción en piernas en Medellín

Liposucción en piernas en Colombia

La liposucción en piernas ofrece una serie de beneficios transformadores para aquellas que buscan mejorar la estética de su cuerpo, eliminando eficazmente los depósitos de grasa resistentes que no desaparecen con el ejercicio o la dieta. Este procedimiento  permite esculpir y definir las piernas, y puede contribuir a una mejor proporción corporal y a un aumento significativo en la autoestima y confianza del paciente. Además, la liposucción en piernas puede ayudar a mejorar la comodidad al reducir el roce entre muslos y facilitar la elección de vestuario, ofreciendo así una mejora integral en la calidad de vida de quienes se someten a ella.

Si estás considerando la posibilidad de someterte a una liposucción en piernas, la Dra. Daniela Correa se presenta como la cirujana idónea para este procedimiento. Con una destacada trayectoria y un enfoque personalizado en cada caso, la Dra. Correa realiza cirugías en Medellín, asegurando resultados que armonizan con las expectativas y necesidades de sus pacientes. Para aquellos que no se encuentran en la ciudad, la posibilidad de una cita de valoración a distancia facilita el primer paso hacia la transformación deseada, brindando accesibilidad y comodidad para iniciar el camino hacia el contorno de piernas que siempre has deseado.

Preguntas frecuentes sobre liposucción en piernas

Después de la liposucción, las células de grasa que han sido removidas no pueden regenerarse en la zona tratada. Sin embargo, si una persona gana peso después del procedimiento, es posible que la grasa se acumule en diferentes áreas del cuerpo donde las células de grasa permanecen intactas.

  • Redistribución de grasa: Aunque es poco común, hay un riesgo de que, después de la liposucción, la grasa se acumule de manera desproporcionada en otras áreas del cuerpo. Esto puede ocurrir si el paciente aumenta de peso después del procedimiento. Las áreas que no fueron tratadas con liposucción y que todavía tienen células de grasa intactas pueden expandirse más que las áreas tratadas, llevando a una distribución desigual de la grasa corporal.
  • Prevención: La mejor manera de evitar la redistribución de grasa es mantener un estilo de vida saludable después de la liposucción, incluyendo una dieta equilibrada y ejercicio regular. Mantener un peso estable es clave para preservar los resultados del procedimiento y evitar cambios desproporcionados en la distribución de la grasa corporal.

Es importante discutir todas estas consideraciones con tu cirujano plástico antes de decidirte por una liposucción, para tener una comprensión clara de lo que el procedimiento puede y no puede hacer por ti.

Después de una liposucción, los cuidados postoperatorios son cruciales para asegurar una recuperación óptima y los mejores resultados posibles. Estos cuidados incluyen:

  • Uso de Prendas de Compresión: Se recomienda usar prendas de compresión específicas para las áreas tratadas durante un período determinado por tu cirujano. Estas prendas ayudan a reducir la inflamación, ofrecen soporte a los tejidos en proceso de curación y ayudan a que la piel se ajuste a su nuevo contorno.
  • Cuidado de las Incisiones: Deberás seguir las instrucciones específicas de tu cirujano sobre cómo cuidar las incisiones para prevenir infecciones y promover una cicatrización adecuada. Esto puede incluir la limpieza de las áreas con soluciones recomendadas y el cambio de vendajes.
  • Medicación: Es posible que se te prescriban medicamentos para manejar el dolor y prevenir infecciones. Es importante tomar estos medicamentos según las indicaciones.
  • Actividad Física Limitada: Inicialmente, deberás evitar actividades físicas intensas para no provocar inflamación adicional o dañar las áreas en recuperación. Tu cirujano te aconsejará sobre cuándo puedes retomar gradualmente tus actividades normales.
  • Citas de Seguimiento: Asistir a todas las citas de seguimiento programadas es esencial para monitorear tu progreso y abordar cualquier preocupación que pueda surgir durante tu recuperación.

El tiempo necesario para retomar tus actividades normales y el ejercicio después de una liposucción varía según la extensión del procedimiento y tu recuperación individual. En general:

  • Actividades Cotidianas: Muchos pacientes pueden retomar actividades ligeras y trabajo de oficina dentro de unos pocos días a una semana después de la cirugía, siempre y cuando se sientan cómodos y no requieran el uso de analgésicos fuertes.
  • Ejercicio Ligero: Caminatas ligeras son recomendadas desde el día siguiente a la cirugía para promover la circulación. Sin embargo, deberías esperar al menos 2 a 4 semanas antes de retomar ejercicios más intensos, según la recomendación de tu cirujano.
  • Ejercicio Intenso y Levantamiento de Pesas: Generalmente, se aconseja esperar de 4 a 6 semanas antes de retomar actividades físicas intensas o levantamiento de pesas. Es crucial obtener la aprobación de tu cirujano antes de retomar estos ejercicios.

Para asegurar los mejores resultados a largo plazo después de una liposucción, considera lo siguiente:

  • Mantén un Peso Estable: Evita fluctuaciones significativas de peso. Ganar peso después de la liposucción puede alterar los resultados.
  • Dieta Equilibrada: Adopta una dieta rica en frutas, verduras, proteínas magras y granos enteros para nutrir tu cuerpo y mantener tu peso.
  • Ejercicio Regular: Incorpora una rutina de ejercicio que incluya tanto cardio como entrenamiento de fuerza para mantener tu figura y mejorar la tonificación muscular.
  • Hidratación: Beber suficiente agua es esencial para mantener la salud de la piel y el cuerpo en general.
  • Cuidado de la Piel: Considera tratamientos para la piel que puedan mejorar su elasticidad y apariencia, como hidratación profunda, exfoliaciones y, si es necesario, tratamientos específicos recomendados por un dermatólogo.

La inflamación y los moretones son normales después de una liposucción. Para manejarlos:

  • Prendas de Compresión: Úsalas según las indicaciones de tu cirujano para ayudar a reducir la inflamación y mejorar la adaptación de la piel.
  • Reposo y Elevación: Descansa adecuadamente y, si es posible, eleva las áreas tratadas para disminuir la inflamación.
  • Hidratación: Beber agua ayuda a reducir la retención de líquidos y a promover la eliminación de toxinas.
  • Alimentación Saludable: Una dieta rica en antioxidantes puede ayudar a reducir la inflamación y promover una recuperación más rápida.
  • Evita el Calor Directo: El calor puede aumentar la inflamación, así que evita baños calientes, saunas o exposición directa al sol en las áreas tratadas.
  • Masajes Linfáticos: Consulta con tu cirujano sobre la conveniencia de masajes linfáticos postoperatorios, los cuales pueden ayudar a reducir la inflamación y mejorar la circulación.

Siguiendo estas recomendaciones y las instrucciones específicas de tu cirujano, puedes contribuir significativamente a una recuperación exitosa y a mantener los resultados de tu liposucción en las piernas a largo plazo.

¡Cuéntanos tu Caso!
💬 Agenda tu cita
Hola 👋 Bienvenido a The True You. Estamos para ayudarte